fbpx

Los desafíos de Luis Abinader

EL COACHING Y LOS EQUIPOS POLÍTICOS
11 agosto, 2020
El consultor político y sus 10 mandamientos
31 agosto, 2020

Vuelve la alternabilidad democrática a República Dominicana, después de 16 años de gobierno del PLD una nueva alternativa se hace con el poder. Con una lucha ardua que, entre divisiones, se decidió por renovarse a través de un nuevo partido con mismo nombre, pero con nuevo apellido: Partido Revolucionario Moderno. Llegan al poder de forma contundente y con un anhelo de cambio, con una alta expectativa de seguidores que esperan tener una nueva realidad desde el juramento.

Juramento que fue un hito histórico en medio de una pandemia, con un tesla de protagonista y un expresidente que se vistió de villano por no estar presente durante el discurso. Discurso que fue a la altura de las circunstancias pero que genera una mayor expectativa, en un contexto cuyos desafíos cuando inicio la carrera presidencial han cambiado.

Covidianidad y la pandemia económica

La excepcionalidad de la pandemia con toque de queda incluido acompaño a la proclamación del nuevo presidente constitucional, su presencia ha venido causando estragos en la economía y obliga a replantear todo el plan de gobierno hacia la resolución de la crisis sanitaria y mitigación de las perdidas económicas.

Anunció un plan de detección, aislamiento, rastreo y tratamiento de contagiados, con la necesidad de controlar los infectados, con la premura de recuperar la reputación del país en cuanto a manejo de la crisis sanitario, con el propósito de reactivar la economía y generar confianza para reactivar el turismo.

Aunado a la presión social que empieza a incrementarse entorno a cierre de empresa, baja producción y aumento del desempleo, un escenario que pone a prueba la habilidad de gobernar al gobierno entrante. Con la necesidad de endeudarse para sostener la economía, continuar con el asistencialismo anunciado por el gobierno saliente y generar nuevas oportunidades que mitigue las secuelas en la economía.

Justicia

Tenemos una alta expectativa de la opinión publicada de acabar con la impunidad, y con ella, dar celeridad a investigaciones y juicios en contra de personajes políticos. Decimos opinión publicada porque no necesariamente sea la expectativa del electorado en general, hay otras motivaciones que inducen a la gente a centrar su atención en su quehacer cotidiano y sobrevivencia. Ahora bien, no menos cierto que tampoco puede dejar a un lado, el gobierno entrante necesita vigorosidad y requiere del apoyo de todos los sectores. La apuesta Miriam Germán es una reivindicación a la incómoda situación televisada que le pone morbo a una posible venganza.

Educación

Un nuevo año escolar se avecina a finales de mes en medio del covid, la experiencia internacional indica lo infructuoso de iniciar clases presenciales. Durante el discurso de toma de posesión anunció un desafío aun mayor, clases a distancia y virtuales que supone la adquisición de tecnología para lograr impactar a toda la población. Aunado al hecho de las dificultades propias de un modelo educativo que no ha invertido en calidad en docencia, quienes enfrentarán a su vez, dificultades de conectividad, fallas en la energía eléctrica y la dependencia de familiares para impartir las sesiones o al menos supervisarlas.

Aparenta ser un caos que deberá ser organizado, con muy poco margen de maniobra ante la necesidad de iniciar clases. Caos que de concretarse se puede transformar en el epicentro de demandas sociales, con padres con necesidad de trabajar y que no tendrán la paciencia requerida para dar soporte a los estudiantes.

Toca innovar, capaz de emplear al máximo la estructura socio política del Gobierno y brindar los acompañamientos necesarios, sin descuidar la salud mental como secuela del covid al confinamiento y a la paranoia.

Reducción del Estado y el asistencialismo

La disminución de la macroestructura del Estado sin un plan puede ser una bomba que puede explotar, si como consecuencia deja desempleado a un sin números de personas o se quedan sin alguna función específica. El gran reto es lograrlo con planes alternos que permitan lograr la reducción de la estructura, sin aumentar el desempleo ni el asistencialismo.

Precisamente el asistencialismo y su disminución también será un reto que diferenciará a los gobiernos del PLD al PRM, de continuar manteniendo una red de asistencia social no habrá producción, será solo un mantenimiento que es necesario para la estabilidad del país, que puede reducirse con políticas efectivas para convertirse en más ingresos a la nación.

¿Reelección?

Todo el que empieza en un cargo de elección popular, sueña con la reelección y ya hay anuncios que indican que Luis Abinader va a preparar el camino para lograrlo. Esa situación rememora la disputa contra Hipólito durante su mandato, porque el PRM a nivel de estatuto se manifiesta como partido no reeleccionista y ya hay quienes aspiran a ocupar la silla en el 2024. Son los adversarios internos que pueden surgir y que requiere de una buena operación política para evitar perder lo conquistado, ver el ejemplo en la historia para no repetir ciclos. La construcción de consenso será necesario para evitar una crisis política, Luis y su equipo tiene la fórmula, en la campaña manejaron con éxito para lograr la victoria.

 

Autor: Raniero Cassoni / Analista y Consultor Político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *