fbpx

¿Cómo saber si soy un líder y aún no me he dado cuenta?

La ciencia política vital en el mundo de hoy
31 mayo, 2021
TETEO, ALTA GAMA Y NUEVO RICO.
28 junio, 2021

Tal vez, recurrentemente, te haces esta pregunta y seguramente no sabes que responderte, y es completamente normal que esto te esté ocurriendo.

Muchas veces nuestro cerebro no permite que para nosotros sea obvio, lo que para otros es tan innegable, parece un juego de palabras; pero, realmente acaba siendo un juego mental que muchas veces finaliza en lo que frecuentemente repito en mis charlas, conferencias o videos, aquello del «autosaboteo». Si a temprana edad reconociéramos nuestros talentos, otra historia quizás, tendría nuestra vida.

Más allá de lo que otros pudieran decir, yo tengo claro en mi experiencia, que todos nacemos con la capacidad de liderar; cuando prestamos atención a nuestro diario quehacer, se puede descubrir de manera reveladora, que ejercemos el liderazgo de forma circunstancial todo el tiempo, sobre todo en aquellas tareas donde tenemos una gran expertis, cuando sabemos gestionar nuestras emociones o donde las habilidades que poseemos sobrepasan las de otros. La verdad hay muchas formas de evidenciar lo que te digo.

El liderazgo termina siendo un talento, una capacidad que puede ser desarrollada a niveles increíbles, una vez que te reconozcas a ti mismo, el hecho de que quieres hacerlo. Una simple declaración puede ser una bomba atómica que impacte de tal forma, que termine siendo un factor decisorio de un antes y un después. No se trata de una fórmula mágica, es la voluntad del querer ser; eso realmente, te va a permitir conectarte con tu situación deseada.

Hay una serie de características de un buen líder, que toda persona que dirija equipos en cualquier ámbito, al menos debería conocer:

1. Tiene confianza en sí mismo para poder gestionar situaciones de crisis, aunque pueda equivocarse.

2. Capacidad para tomar decisiones de manera eficaz y con criterio, sin arbitrariedades.

Observa que no se trata de nada extraordinario, todos podemos lograrlo con facilidad una vez lo decidimos. Ya eres un líder, naciste con ese don, solo te toca (y es la invitación que te hago) hacerte competente (que es otra cosa), ser capaz de valorar los logros ajenos, ver el lado positivo de las cosas, abrazar los desafíos, actuar rápida y eficientemente, asumir responsabilidades, identificar los objetivos comunes, ganarte la confianza de otros y ser humilde.

Ahora sabes y te has reconocido como un líder por derecho divino, solo te falta accionar, si es lo que tu realmente deseas; para ello se requiere solamente alinear tus valores, conocerte a ti mismo, reconocer tu personalidad, eso que yo llamo “LIDERAR TU VIDA” , ajustar los cambios que entiendas que te puedan ayudar a avanzar más eficientemente y los más importante, no tienes por qué hacerlo solo, si ya sabes que existen profesionales que podemos y te deseamos ayudar.

Estoy seguro que a partir de este momento, comenzarás a reconocer en ti, tu liderazgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *